INFORMACIÓN PARA EL PACIENTE: A través de este sitio web, del teléfono publicado o el e-mail, en ningún caso se pretende sustituir la consulta logopédica. Por este motivo, solo se facilitará información y orientación terapéutica para una posible intervención con la autora del blog: de asesoramiento general, valoración, diagnóstico y tratamiento.

martes, 15 de mayo de 2012

LA HIGIENE VOCAL

Introducción:

El concepto de higiene de la voz se refiere a una serie de indicaciones que tienen como objetivo primordial resguardar la salud del órgano fonador, evitando la manifestación de trastornos y/o lesiones laríngeas. Behlau y Pontes (1993) la definen como las normas básicas que auxilian a preservar la salud vocal y a prevenir la aparición de alteraciones y dolencias. La higiene vocal también puede definirse como un proceso destinado a lograr el auto-cuidado de la voz especialmente útil para las personas que más la utilizan, no solo como medio de comunicación sino como instrumento de trabajo.

Estas indicaciones sobre higiene de la voz debieran ser cumplidas por todo aquel que manifiesta trastornos funcionales de la laringe, generados a partir del uso incorrecto o abusivo de la voz. Estas disfonías funcionales son un diagnóstico habitual en la consulta logopédica, en las cuales el factor predominante es el aumento de tensión muscular o hiperfunción laríngea. Dichas alteraciones vocales requieren un correcto trabajo muscular encaminado al logro de una voz eufónica (normal), más un programa de higiene vocal personalizado en el marco de un tratamiento rehabilitador.

Ciertas acciones serán perjudiciales para la salud vocal, por ende, deberán ser conocidas por el paciente y respetadas durante la terapia, por ejemplo, fumar, carraspear, abusar del teléfono, entre otras. Por el contrario, ciertos hábitos actuarían en forma preventiva, los que serán explicados e indicados luego de la valoración y según los requerimientos individuales: incremento de la hidratación, reposos vocales parciales, etc.

Entre las indicaciones algunas son idénticas para todas las personas por su efecto negativo sobre la voz y otras en cambio, se prescriben según las necesidades de cada caso. No obstante, se citan a continuación algunos de los hábitos que conformarían un programa básico de higiene de la voz:

LOS PRINCIPALES HÁBITOS DE HIGIENE VOCAL:

  • Evitar los gritos y el volumen alto constante.
  • Limitar el tiempo diario de habla y el uso del teléfono.
  • Resolver el diagnóstico de bruxismo con su odontólogo.
  • Controlar o eliminar el consumo de tabaco, alcohol y drogas.
  • Evitar la voz susurrada ya que genera un mayor esfuerzo vocal.
  • Suprimir el hábito del carraspeo y la tos para aclarar la garganta.
  • Realizar reposo vocal después de una jornada de gran uso de la voz.
  • Utilizar micrófono si debe hablar ante un auditorio grande o en espacios abiertos.
  • Disminuir la comunicación en entornos ruidosos o si estuviese lejos de su interlocutor.
  • Evitar los ambientes muy secos, con calefacción elevada o con refrigeración excesiva.
  • Si padece reflujo gastroesofágico consúltelo con su médico o con el otorrinolaringólogo.
  • Procurar una hidratación laríngea óptima bebiendo un mínimo de 8 (ocho) vasos de agua al día.
  • Mantener una postura corporal adecuada mientras utiliza su voz con la cabeza y el cuello relajados.
  • No utilizar la voz en forma simultánea a actividades de esfuerzo, por ejemplo, levantar pesas, mover muebles, etc.
  • No imitar voces y si debe hacerlo profesionalmente (doblajes) realizar previamente entrenamiento vocal con logopeda.


Estos hábitos de higiene y cuidados vocales pueden ser empleados como medida preventiva por toda persona que utiliza su voz como herramienta primaria de trabajo. El programa de higiene vocal forma parte de cada tratamiento de reeducación de la voz, adaptándose al diagnóstico y las necesidades socio-laborales del consultante, es decir, se personaliza en función de las alteraciones vocales observadas en cada paciente durante la evaluación.

Es evidente que cuando la persona comprende los factores que son perjudiciales para su voz, comienza progresivamente a modificar y eliminar dichas conductas que redundarán en su salud vocal y en su calidad de vida.



El tabaco es la causa de varias enfermedades de las cuerdas vocales, por lo tanto, evite fumar o ser un fumador pasivo. Debiera saber que el cáncer de laringe es más frecuente en las personas con hábito tabáquico. 
La creación y puesta en marcha de hábitos de vida cotidianos y saludables, van a contribuir en la prevención de los trastornos que afectan la función vocal.

2 comentarios:

  1. Me parecen unos consejos muy bien encaminados. Únicamente quisiera hacer una consideración sobre el bruxismo; el origen del problema no está en los dientes, sino en el estrés acumulado que sigue actuando durante el sueño. Alguna práctica de reducción del estrés puede ayudar mucho. Yo no he vuelto a experimentarlo (como tampoco las contracturas cervicales, de hombros... etc) desde que empecé con la práctica del yoga. Cualquier hábito que reduzca la tensión y favorezca la relajación resulta beneficioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Miguel Ángel Breña:
      En primer lugar quiero agradecer su interés por leer mi nota y escribir su opinión al respecto.
      Estoy de acuerdo con Vd. en que el problema no está en los dientes y que el bruxismo esta originado por la fuerza de la persona al apretar y rechinar los dientes.
      El motivo de incluir esta patología dentro del programa de higiene vocal, es por los efectos que esta tensión genera a nivel de la articulación temporomandibular (ATM) causando dolores musculares además de daños en la dentadura.
      Estos síntomas a nivel muscular son múltiples: dolor facial, cervical, de oídos, jaquecas, molestias al masticar y abrir la boca, etc. y repercuten directamente en la zona extra-laríngea por acúmulo de tensión.
      Resolver esta alteración a través de una intervención odontológica, a través de una férula de descarga por ejemplo, puede ser una alternativa para disminuir el exceso de tensión sobre la ATM y evitar las contracturas cervicales y dolores reflejos que inciden negativamente en la emisión vocal.
      El objetivo del programa de higiene vocal es ante todo, la identificación y eliminación de los posibles factores causales del mal uso vocal, el bruxismo podría ser uno de ellos.
      Gracias y saludos cordiales

      Eliminar

Muchas gracias por participar en “LOGOPEDIA & FORMACIÓN” a través de sus comentarios, opiniones, mensajes, consultas, etcétera.
La aportación de cada lector es un valor añadido para el blog que quiero resaltar.
Un saludo cordial a tod@s! Marcela Ayarza Madueño.