INFORMACIÓN PARA EL PACIENTE: A través de este sitio web, del teléfono publicado o el e-mail, en ningún caso se pretende sustituir la consulta logopédica. Por este motivo, solo se facilitará información y orientación terapéutica para una posible intervención con la autora del blog: de asesoramiento general, valoración, diagnóstico y tratamiento.

lunes, 10 de septiembre de 2012

LA HIGIENE VOCAL EN EL AULA O AMBIENTE LABORAL

Introducción:

La población docente y el profesorado en general suelen utilizar su voz de forma inadecuada y realizar esfuerzo para hablar por ausencia de entrenamiento vocal, dicha situación promueve a través del tiempo la fatiga y la disfonía. Este colectivo de personas cuya herramienta primaria de trabajo es la voz, inician su actividad laboral cada curso escolar sin una técnica vocal aprendida para el ejercicio de su profesión. En líneas generales, desconocen la mecánica de la fonación y la importancia de cuidarse para prevenir la aparición de alteraciones vocales y lesiones laríngeas.

Estos profesionales deberán prestar especial atención a los malos hábitos y abusos vocales, factores que pueden ser la principal o única causa del origen de la disfonía. Por diversos motivos las condiciones de trabajo en las aulas son desfavorables para la salud de la voz, por ende un recurso útil es mostrarse exigentes durante los primeros meses para que el alumnado se acostumbre a la intensidad de voz hablada del educador (50 dB aproximadamente). Si se utiliza un volumen moderado constante, posiblemente se reduzca el ruido de fondo generado por los alumnos ya que éstos tienden a imitar y adaptarse al personal docente.
Maestr@s, profesores, formadores, etc., son profesionales de la voz y por ello debieran ser conscientes del valor que posee su instrumento vocal para el desarrollo óptimo de sus funciones.
Para cumplir con las exigencias de cada profesión, será un requisito ineludible mantener una forma de vida saludable, cuidar la higiene vocal, considerar el entrenamiento vocal con logopeda y realizar controles anuales con el médico otorrinolaringólogo.

LAS INDICACIONES PREVENTIVAS:

Los profesionales de la voz en general y en particular los educadores, debieran adquirir una conducta preventiva diaria y permanente, ya que se los considera un colectivo de riesgo por el uso de la voz proyectada. Posiblemente estas indicaciones preventivas no se puedan cumplir de manera estricta, pero un profesional procurará hacer todo lo posible para acercarse a estos objetivos en pos de la preservación de su voz. A continuación se citan y a modo de ejemplo ciertas acciones y hábitos que en su conjunto serán beneficiosos para la salud vocal:
  1. Se deben evitar los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire frío.
  2. Mantener en las aulas las condiciones de humedad, temperatura y ventilación adecuadas.
  3. El aula debe estar limpia, libre de polvo y con la pizarra fregada cada día por el personal de limpieza.
  4. Al finalizar la jornada laboral efectuar reposo vocal y físico antes de iniciar la actividad en el hogar, la vida social, etc.
  5. Vestir prendas que no opriman el cuello, la zona costodiafragmática o que impidan la libertad de los movimientos respiratorios.
  6. Reducir al mínimo las situaciones que alteren el equilibrio emocional: agotamiento nervioso, falta de sueño, vida agitada, estrés, etc.
  7. Realizar reposos vocales (ausencia de voz) intercalados durante la jornada de trabajo, según lo permita la edad del alumnado y la materia impartida.
  8. Utilizar tizas antipolvo y cuando sea posible otros recursos: rotuladores para escribir en pizarra de plástico, pizarra digital interactiva, material audiovisual, etc.
  9. Si el ruido externo es intenso y constante (patio, tráfico, fábricas) reducir el ritmo general, aumentar los momentos de descanso vocal y mejorar el aislamiento acústico del aula o centro.
  10. En situaciones de faringitis, laringitis, etc., no se auto-medique y siga las indicaciones de su médico o del ORL. Efectúe reposo vocal en la fase aguda, evitando acudir al puesto de trabajo para favorecer la recuperación vocal.
  11. La posición corporal deberá ser la adecuada para evitar aumento de tensión cervical, dolores musculares, disfunción respiratoria, entre otros. Se sugiere hablar con una postura erguida y la columna alineada, manteniendo la cabeza y el cuello relajados.
  12. La voz no es el único recurso para llamar la atención, por lo tanto, recurrir al lenguaje escrito y corporal: palmas, chistidos, gestos no vocales, silencios, caminar entre el alumnado y cualquier código que se establezca con éstos para atraer su atención.
  13. Será fundamental que las salas de descanso o reunión estén correctamente higienizadas y ventiladas. Igualmente, se controlará el nivel de ruido en las mismas, respetando el turno de palabra y aprovechando los momentos de inactividad para reposar la voz.

Los síntomas de alteración vocal en el aula:

El educador deberá permanecer atento a los síntomas de alteración vocal para poder consultar oportunamente al otorrinolaringólogo o logopeda, con el objetivo de evitar el agravamiento de los mismos. La sintomatología que suele manifestar la población docente en líneas generales es: disfonía, necesidad de recurrir al esfuerzo para hablar, fatiga vocal, ronquera, dolor durante la fonación, quiebres en la voz, carraspeo, tos, molestias al fonar por carencia de hidratación, afonía (ausencia total de voz), etc. Asimismo, es habitual la producción vocal a expensas de la musculatura extralaríngea, el aumento del volumen y los gritos.

Durante el interrogatorio las maestras (el porcentaje de mujeres en la docencia es superior) suelen referir que de lunes a miércoles imparten clases sin mayor dificultad, sin embargo, jueves y viernes deben esforzarse para hacerse escuchar, recuperando la voz durante del fin de semana.
La información aportada por los pacientes es muy variada, no obstante, se describen a modo de ejemplo los síntomas más frecuentes que preceden y/o acompañan los trastornos vocales: la voz no suena siempre clara, sensación de cuerpo extraño en la garganta, sequedad laríngea, dolor al tragar, necesidad del aclaramiento vocal (carraspear). También, es frecuente observar que sobresalen las venas del cuello al fonar, sensación de falta de aire al finalizar las frases, disfonía de fin del día o semana con recuperaciones transitorias, fatiga vocal que va en aumento y no cede con reposo, etc.

Por lo antes dicho, será prioritario evitar o canalizar adecuadamente con profesional idóneo (ORL, logopeda, etc.) aquellos factores que puedan generar problemas en la voz: el reflujo gastroesofágico, las alergias respiratorias, el stress emocional, fumar, gritar, hablar con tensión, respirar por boca, etc.


 1,5 o 2 LITROS DE AGUA AL DÍA
La hidratación es una indicación recomendada por todos los terapeutas vocales y forma parte del programa de higiene vocal que se prescribe con carácter general a los pacientes con disfonía.
En él se recomienda beber 8 vasos de agua al día, cantidad que podrá variar dependiendo de la temperatura ambiente y la estación del año.
Un adecuado nivel de hidratación es un requisito fundamental para el profesional de la voz, concretamente para maestr@s y el profesorado que ejercen su labor de enseñanza frente a un aula.
A tal efecto, se aconseja mantener una hidratación constante bebiendo sorbos de agua mientras permanezca hablando, para favorecer una emisión vocal eficiente y evitar las molestias típicas que provoca la sequedad laríngea.


¿Cómo evitar el mal uso o el abuso vocal en el lugar de trabajo?

Usted puede evitar el mal uso y el abuso vocal en el aula o ambiente laboral, siempre y cuando modifique ciertos hábitos que son desfavorables para la voz. Confucio decía que una voz fuerte no puede competir con una voz clara, aunque ésta sea un simple murmullo. Por tal motivo, todo profesional cuya ocupación esté vinculada al uso de la voz, debiera incorporar a su vida una serie de acciones para conservar sana su laringe, por la evidente importancia que tiene como herramienta de trabajo. Para lograr este objetivo se proponen los siguientes recursos:

  • Impartir las clases situado en el centro de la sala o aula.
  • Efectuar reposo vocal luego de un intenso y prolongado uso de la voz.
  • Hablar cara a cara con las personas y colocarse cerca de su interlocutor.
  • Evitar el ataque vocal brusco o duro (golpe de glotis) al inicio de la fonación.
  • No utilizar un volumen elevado constante, evitar las voces de mando y los gritos.
  • Colocar el auditorio en forma de U y desplazarse por la sala mientras emite su discurso.
  • Si debe trabajar al aire libre utilice medios de amplificación, así evitará competir con el ruido ambiental y forzar la voz.
  • Recordar la regla 60/10: si necesita hablar durante 60 minutos, manténgase en silencio los siguientes 10 minutos.
  • Dirigirse al alumnado o público hablando lentamente, gesticulando, haciendo pausas y respirando correctamente.
  • Procurar brevedad en su disertación, capacidad de síntesis, evitando las repeticiones innecesarias con el objetivo de hacer ahorro vocal.
  • Eliminar el hábito del carraspeo y si éste se ha instalado como un “tic”, solicitar la ayuda de alguien cercano o familiar (un gesto o señal puede ser útil).

Hablamos antes sobre la relevancia que la hidratación tiene entre los educadores que utilizan la voz frente a alumnos de todas las edades. Sin embargo, no deberá ser menos importante para quienes por su ocupación o profesión hacen un uso intenso de su laringe: locutores, telefonistas, oradores, entrenadores, etc.

En mi experiencia, he podido observar la ausencia de esta medida preventiva entre los pacientes (especialmente los que presentan alteraciones vocales), por lo tanto, les solicito que comparezcan trayendo un recipiente con agua. La correcta hidratación es un hábito de higiene vocal que una vez adquirido en sesión, la persona lo traslada con facilidad a su vida diaria previniendo así los síntomas que genera su carencia (personalmente le muestro al paciente igual conducta).

Por lo dicho anteriormente, un vaso o una botellita de agua sobre el escritorio o mesa de trabajo, le facilitará las emisiones evitando el efecto negativo sobre cuerdas vocales que producen la tos, carraspear y otros recursos utilizados habitualmente por la población para aclarar la garganta.
"La capa superficial de las cuerdas vocales debe ser bien lubricada para disminuir la fricción de la vibración. La cantidad y el tipo de líquidos que se ingieren permitirán o inhibirán la secreción mucosa normal a nivel cordal" (Farías, 2007, 2011, cap. 7, p. 249).

LAS PERSONAS QUE UTILIZAN LA VOZ VINCULADA AL TRABAJO, DEBIERAN CONOCER Y EMPLEAR UNA TÉCNICA VOCAL QUE LES PERMITA CONSERVAR SANO SU VALIOSO ÓRGANO FONADOR. A TRAVÉS DE LA EDUCACIÓN DE LA VOZ SE MEJORAN LAS HABILIDADES VOCALES, ENTRENAMIENTO ENCAMINADO A LOGRAR UNA EMISIÓN VOCAL EFICIENTE QUE REDUNDARÁ EN SU CALIDAD DE VOZ Y DE VIDA.

6 comentarios:

  1. Una vez más tomo nota, con lo que yo hablo diosssss
    ^_^
    Besos 2.0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Francisco Romero:
      Me consta que sigue con atención mis artículos, especialmente desde que integra la lista de miembros del Blog. Como Formador Ocupacional que es, la comunicación y el uso de voz proyectada ocupan un lugar relevante en su actividad profesional y por tanto, el interés por cuidar de su instrumento fonador que es su herramienta de trabajo.
      Agradezco su comentario y le envío mis saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Soy profesora de secundaria, con un total de 36 horas cátedras y 15 cursos de aprox 30 alumnos cada uno (unos 450 en total). Mi promedio de utilización de la voz por días es de unas seis horas diarias frente a alumnos, los momentos de descanso son los recreos de 10 minutos. No fumo, no tomo alcohol, ni café. He realizado tratamientos fonoaudiológicos y seguido los consejos desde el 2008 hata la fecha. Ya que me descubrieron hiatus y avance de bandas. Es cierto que mi voz se recupera bastante después del tratamiento, pero con el ritmo de trabajo, vuelvo a caer, y realmente siento que ya no doy más! Desde hace 20 años que doy clases.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Ivana:
      Le agradezco su comentario y comprendo su inquietud frente a las recaídas, ya que siendo profesora en activo, necesita que su instrumento fonador responda a las exigencias laborales. Si desea que le recomiende un/una colega, escríbame a logopediayformacion@gmail.com (Ref: Comentarios del blog) informándome a cerca de su lugar de residencia (ciudad/país).

      Con respecto al deterioro que me comenta de su voz, me gustaría explicarle la diferencia que existe entre reeducación y rehabilitación, para que pueda relacionarlo con la causa de su actual disfonía.

      “La reeducación” es la 1ª etapa en el proceso terapéutico, en la cual el paciente aprende a reproducir nuevos modelos vocales. Por el contrario, “la rehabilitación” ocurre cuando la persona automatiza dichos modelos de voz y habla, pudiendo trasladarlos a la vida diaria. La persona rehabilitada no manifiesta recaídas y su voz, tiene la capacidad de resistir el uso profesional-laboral sin deteriorarse.

      Agradeciendo su interés, reciba un cordial saludo.
      Lic. Ayarza Marcela

      Eliminar
  3. muy agradecida por tu blog!!es verdad que cuando uno pierde algo empieza a darse cuenta de muchas cosas...soy docente y hace poquito comenzé con clases de canto(debería haber buscado buen profesor).el tema es que me quedé sin voz ,en las clases de canto me hacían vocalizar y cantar con máximo volumen..y de un día para otro quedé sin voz.Después del estudio del otorrino, me diagnóstico hiatus..estoy empezando con tartamiento, y triste por que estaba muy entusiasmada con el canto.Tus consejos y explicaciones me han sido de mucha utilidad.Gracias.Piénsas qué puedo volver a tomar clases de canto,(obviamente con un verdadero profesor)gracias?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Any:
      Gracias a Ud. por leerme y consultarme sus inquietudes. Lamento su inicio desafortunado con el canto, actividad que podrá reiniciar una vez que le den de alta en la rehabilitación logopédica (entrenamiento y técnica de la voz). Si a través del estudio videoestroboscópico su diagnóstico es hiatus cordal (disfonía funcional) deberá modificar los patrones de uso incorrecto y/o abuso de la voz con su terapista vocal, aprendizaje encaminado a generar una modificación del diagnóstico ORL.

      Como docente sabe que su voz es su instrumento por excelencia para el ejercicio de su profesión, por ende, previo a cualquier situación de riesgo para su salud vocal se aconseja un examen otorrinolaringológico, para descartar posibles alteraciones orgánicas o funcionales laríngeas, las que deberá resolver oportunamente con un profesional de la logopedia.

      Deseándole una pronta rehabilitación vocal, reciba un saludo cordial.
      Lic. Marcela Ayarza

      Eliminar

Muchas gracias por participar en “LOGOPEDIA & FORMACIÓN” a través de sus comentarios, opiniones, mensajes, consultas, etcétera.
La aportación de cada lector es un valor añadido para el blog que quiero resaltar.
Un saludo cordial a tod@s! Marcela Ayarza Madueño.